Luis Alberto Romero

artículo publicado

28 de octubre de 2010

Cristina está lejos de Isabel

La muerte del ex presidente Kirchner, que por diversas razones todos lamentamos, abre un panorama incierto y oscuro, que hoy es difícil evaluar en toda su complejidad. Todo se iba preparando para una gran confrontación electoral, que sin su presencia seguramente no tendrá esa envergadura dramática.

Mientras tanto, nos preguntamos, con angustia, como transcurrirá este año largo hasta la asunción de un nuevo presidente. Hoy, buena parte del rumbo futuro depende de lo que haga la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Ella puede optar por seguir adelante con el endemoniado juego faccioso que su difunto esposo impuso a la confrontación política, activando permanentemente la antinomia amigo/enemigo. O puede detener ese movimiento, asumir que le toca encabezar una difícil transición, y que puede hacerlo con todos y para todos.

Muchos pensarán en lo que sucedió tras la muerte de Perón, en julio de 1974. Hay sin duda elementos similares, especialmente los demonios que Kirchner desató en los últimos años. Me parece que, afortunadamente, nuestra presidenta tiene otra envergadura política, muy superior a la de Isabel, y que puede elegir este segundo camino, una opción que para Isabel no existió.

Buscando precedentes, me resulta más iluminador pensar en el final del primer gobierno peronista. Luego del fallido golpe de junio de 1955 Perón declaró que dejaba de ser el jefe de la Revolucion Nacional y se convertía en el presidente de todos los argentinos. Probablemente no fue muy sincero: poco después, el 31 de agosto, volvió a la violencia verbal y lanzó el célebre “cinco por uno”. Pero tampoco la oposición aceptó su oferta de pacificación ni se propuso colaborar lealmente con quien decía deponer las armas. Prefirió un rumbo que llevaba inevitablemente al golpe de estado.

No estoy juzgando sino marcando las diferencias. Ciertamente, la interrupción institucional es imposible. Perdo además, estoy convencido de que las fuerzas opositoras, y sobre todo la opinión independiente, están completamente dispuestas a acompañar a la presidenta si ella eligiera el camino de la concordia y de la institucionalidad. Ojalá lo haga.

Publicado en Clarín

Etiquetas: Cristina Kirchner, Perón

Volver a artículos de periodismo

Últimos artïculos publicados

25 de octubre y 1 de noviembre de 2020

El ciclo peronista del kirchnerismo

¿Es peronista el kirchnerismo? ¿Cuál es la relación entre el kirchnerismo y el peronismo? Son conocidas las opiniones poco favorables de Cristina Kirchner sobre Perón y el PJ. Pero a la vez, el...

Publicado en Los Andes

24 de octubre de 2020

Historia global: una amplia manera de leer el pasado detrás de los libros

Stefan Rinke, profesor de la Universidad Libre de Berlín, investigó el impacto de la Primera Guerra Mundial en América Latina desde el punto de vista de la novedosa “historia global”. Su agenda...

Publicado en La Nacion

27 de Septiembre de 2020

Sorel y sus reflexiones sobre la violencia

Luis Alberto Romero Con “Reflexiones sobre la violencia”, publicado en París en 1908, Georges Sorel (1847-1922) abrió la discusión sobre una de las claves del pensamiento político del siglo...

Publicado en Los Andes

Buscar artículos por temas

Luis Alberto Romero
© 2014