Luis Alberto Romero

artículo publicado

27 de octubre de 2015

Un acuerdo que incluya al peronismo

Fue una elección histórica, tanto por el balotaje como por el triunfo de María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires y el de Gerardo Morales en Jujuy.

A la vez fue solo un primer paso, y hay mucho que hacer para consolidarlo. En primer lugar, reunir los votos necesarios para la segunda vuelta requiere trabajo, y del fino. En segundo lugar, habrá que formar una mayoría para gobernar, en el Congreso y entre los gobernadores. Finalmente, para no desilusionar a los votantes, hay que lograr en cuatro años mejoras sustanciales en tres cuestiones: normalización de la macro economía; reconstrucción de las instituciones, eliminando la corrupción sistemática, y finalmente, tendido de los puentes necesarios para reintegrar la sociedad y reducir la brecha entre el país “normal” y el mundo de la pobreza. Creo que, en sustancia, esto es lo que se votó, a través de diferentes candidaturas.

Los ganadores de hoy necesitan aliados y los lograrán si combinan dos cosas: “muñeca” política y grandeza. Probablemente será más fácil con la gente de Margarita Stolbizer y Hermes Binner.

El acuerdo con Sergio Massa y su heterogéneo grupo de seguidores es importante en el balotaje e indispensable en el Congreso; también sería deseable un acuerdo de gobierno más profundo, aunque esto no dependerá tanto de Cambiemos como del camino que el Frente Renovador elija para su futuro.

Pero el nudo de la cuestión está en el peronismo, un movimiento vasto y heterogéneo con expresiones políticas diversas, que pueden unirse o desagregarse.

Ni una cosa ni la otra están escritas, y lo que resulte dependerá de la capacidad política de quienes dirigen Cambiemos.

Deberían estimular y ayudar a una parte del peronismo en el desplazamiento de la actual y nefasta conducción kirchnerista, y su reducción a la mínima expresión, para evitar que se conviertan en algo parecido al “peronismo de la resistencia”.

A la vez, deberían incluir de alguna manera, material y simbólica, al resto: un mosaico variado de bases provinciales y un gran número de peronistas sueltos. Un acuerdo amplio de gobernabilidad y de gobierno es indispensable para legitimar cualquier reforma seria, empezando por un nuevo acuerdo fiscal. Ese acuerdo no es imposible: si se neutraliza la dimensión facciosa, hay con muchos gobernadores y dirigentes que fácilmente coincidirán con ese tipo de reformas, tal como lo han manifestado durante la campaña.

La clave para los triunfadores -si triunfan- es no hacer gala de antiperonismo o, para ser justos, seguir sin hacerlo, y definirse por la positiva. En primer lugar porque el antiperonismo no es lo que definió la elección del domingo. Luego, porque después de doce años de faccionalismo, son muchos quienes quieren que alguien pare la pelota. También, porque hay infinidad de cosas que muchos peronistas saben hacer muy bien, y son capaces de presentarlas en los términos adecuados.

Pero sobre todo, porque hacer antiperonismo sería una soberana estupidez; sería la mejor manera de perder en las próximas elecciones.

Publicado en Clarín

Etiquetas: Acuerdos de gobierno, Elección presidencial, Peronismo

Volver a artículos de periodismo

Últimos artïculos publicados

30 de diciembre de 2017

“1975”

La palabra Tucumán me recuerda el año 1975 y dos nombres: Amalia Moavro y Rodolfo Richter. Amalia había sido alumna mía en la universidad, en 1970. Tenía 22 años, era estudiosa y tímida, y se quejaba...

Publicado en La Gaceta

2 de enero de 2018

La democracia enfrenta un nuevo desafío de la violencia política

Un muerto hubiera convertido en tragedia el drama de la democracia argentina representado los pasados jueves 14 y lunes 18. En dos escenarios simultáneos, la plaza y el recinto del Congreso, se teatralizaron...

Publicado en La Nación

24 de diciembre de 2017

Los violentos, entre el pueblo y sus representantes

Algo puede estar cambiando en nuestra política, y para mal. El lunes pasado el gobierno ganó en la Cámara de Diputados una batalla política importante, pero la demostración de fuerza de la minoría...

Publicado en Los Andes

Buscar artículos por temas

Luis Alberto Romero
© 2014